«

»

Imprimir esta Post

Sistema de combate basado en dos dados (III)

En dos entradas anteriores hemos visto cómo cumplir unas restricciones propuestas para una mecánica concreta de un juego, el sistema de combate, y como justificar la elección de la solución que hemos adoptado. Ya sabemos que vamos a comparar números entre 1 y 6, elegidos como el mayor o el menor de entre dos dados que han sido lanzados por los jugadores, dependiendo respectivamente de si la habilidad empleada es alta o baja. En esta entrada voy a contaros como plantear cuentas que den resultados numéricos que podamos comparar para sacar conclusiones sobre nuestro juego o que nos sirvan para mejorar el sistema.

Notice

Esta entrada es continuación de ésta y de ésta.

Dados_Tabla_MáximoLo primero que necesitamos es tener en mente dos imágenes que aparecían en el post anterior. Una es la del conjunto de posibles tiradas que se obtienen al lanzar dos dados y la otra es la del histograma de esas tiradas si las agrupamos según los resultados de quedarnos con el mayor de los dos dados obtenidos.

Voy a centrarme en analizar el caso para el embudo del máximo, ya que la explicación para el mínimo es exactamente igual. Cuando llegue el momento de comparar máximos con mínimos podrás asumir que los resultados son simétricos respecto a los valores posibles obtenidos, es decir, lo que se cumple para el 1 en uno de los casos, se cumple para el 6 en el otro, lo que se cumple para el 2, se cumple en el 5 y con el 3, se cumple con el 4.

Resultados repetidos… ¿o no?

Dados_Histogramas_MaximoHay un problema que suele presentarse a mucha gente que no está acostumbrada a la hora de tratar con combinaciones. Si nos fijamos bien en las columnas formadas para el histograma apilando los dados veremos que hay resultados aparentemente repetidos.

Fíjate en la columna del 2. Tenemos el resultado 2-2, el resultado 1-2 y el resultado 2-1. ¿No son lo mismo 1-2 y 2-1? Al fin y al cabo, ¡es obtener un uno y un dos! Lo cierto es que no son lo mismo. Por eso uso colores diferentes al mostrar tiradas de varios dados.

La confusión suele partir de confundir el conjunto de posibles resultados de tirar los dados con el resultado tras aplicar un embudo (o función). Si pensamos en sumar los dados, 2-1 y 1-2 son lo mismo a efectos del resultado, pero a efectos de probabilidades nos dice que hay dos combinaciones diferentes que dan el mismo resultado.

Notice

Si ahora mismo te parece confuso piensa, por ejemplo, en un embudo que diga “resta el dado azul del verde”. En este caso, obtener 2-azul y 1-verde resulta ser -1, mientras que 1-azul y 2-verde resulta ser 1. Pese a que los dados tengan valores iguales, a la hora de calcular las probabilidades y observar la combinatoria es imprescindible atender al embudo que se usa, ya que es el que nos va a dar los distintos posibles valores de salida.

Los números

Visualmente se observa claramente que el resultado 6 al final es muy frecuente respecto al resultado 1. De hecho, es 11 veces más frecuente. ¿Cuántas veces es más frecuente el 5 que el 3? Basta con contar cuantas veces sale el 5 y dividirlo entre cuantas veces sale el 3. En este caso es 9/5 (casi dos), por lo que podemos decir que el cinco sale casi el doble de veces que el tres. De esta manera podemos comparar ciertos resultados con otros. Si vemos el histograma del máximo como con un espejo vertical, tendremos la distribución para el mínimo, es decir, una distribución con 11 elementos en el resultado del 1, 9 en el del 2, etc., hasta tener sólo una combinación posible para obtener un 6. Con un embudo de mínimo tenemos que es 11 veces más frecuente obtener un 1 que obtener un 6.

¿Qué es la frecuencia?

Al hablar de ‘más frecuente’ y ‘menos frecuente’ es obligatorio definir la frecuencia en el contexto de la combinatoria. La frecuencia de cualquier suceso en el que intervenga algo aleatorio está relacionada con la esperanza, esto es, con el valor que uno esperaría que resultase antes de que se de el suceso.

Imagina un dado con 100 caras en el que 99 valen 0 y una sola vale 1. Si lanzas el dado, ¿qué esperas? Bueno, pues la respuesta intuitiva es que la inmensa mayoría de las veces esperaremos obtener un cero. ¿Cuánto es ‘la inmensa mayoría de las veces’? Pues 99 veces de 100. ¿Sería posible obtener 10 unos seguidos? Sí, es posible, ya que uno de los posibles resultados es ese uno, pero convendrás conmigo en que no es algo esperable. Ya tenemos los ingredientes para definir la frecuencia:

Important!

La frecuencia es un valor numérico asociado a cada uno de los posibles valores obtenidos que nos indica como de esperable es ese resultado si se repite el suceso muchas veces. A mayor frecuencia, más esperable y a menor frecuencia, menos esperable.

¿Cómo calculamos la frecuencia?

Es muy sencillo. Tras definir nuestro embudo tendremos diferentes posibles resultados (del 1 al 6 en el caso del máximo y del mínimo de dos dados). También tendremos un total de posibles resultados de las tiradas, que son 36 en el caso de dos dados de seis caras. Si agrupamos todas las posibles tiradas dentro de cada uno de los resultados que arrojan tras aplicar el embudo, tendremos el histograma. La frecuencia de cada resultado es el resultado de dividir la cantidad de elementos dentro de cada columna entre el total de posibles resultados.

De esta manera, para el máximo se obtiene:

  • La frecuencia del resultado 1 es de 1 entre 36
  • La frecuencia del resultado 2 es de 3 entre 36
  • La frecuencia del resultado 3 es de 5 entre 36
  • La frecuencia del resultado 4 es de 7 entre 36
  • La frecuencia del resultado 5 es de 9 entre 36
  • La frecuencia del resultado 6 es de 11 entre 36

Si lo hacemos para el mínimo, se obtiene el simétrico respecto a los resultados:

  • La frecuencia del resultado 1 es de 11 entre 36
  • La frecuencia del resultado 2 es de 9 entre 36
  • La frecuencia del resultado 3 es de 7 entre 36
  • La frecuencia del resultado 4 es de 5 entre 36
  • La frecuencia del resultado 5 es de 3 entre 36
  • La frecuencia del resultado 6 es de 1 entre 36

¿Para qué sirve el valor de frecuencia?

Este número nos va a permitir comparar resultados o conjuntos de resultados de manera que podamos diseñar nuestro juego para que lo que esperamos que suceda tenga una correspondencia estadística. En las especificaciones del juego se hablaba de que “se espera que un ataque alto venza a una defensa baja” por ejemplo. Pues gracias a la definición de la frecuencia tras todo este análisis ya puedes casar algo verbalizado, como una necesidad de nuestro juego o una decisión de diseño, con algo numérico que puedes calcular, modelar y elegir a tu antojo con las herramientas que te estoy dando.

En la siguiente entrega pondré ejemplos de combate comparando tiradas reales y comparando sus valores de frecuencia para que contrastemos que la elección del embudo y la cantidad de dados son adecuados.

Important!

Puedes subscribirte al blog para recibir siguientes entradas de esta serie o de cualquier tema relacionado con cómo hacer juegos de mesa. En la columna de la derecha tienes el sitio para poner tu dirección de correo. ¿A qué esperas? ¡Es gratis! ¡Es para hacer juegos!

Acerca del autor

Dani Ramírez

Artesano del conocimiento, del software y los juegos de mesa. También Ex-CEO de una empresa que nunca dio beneficios, Ex-programador a tiempo completo, Ex-estudiante de ingeniería... Knowledge, software and board game craftsman. Also, Ex-CEO-of-a-company-which-never-had-profits, Ex-full-time-programmer, Ex-engineering-student, ...

Enlace permanente a este artículo: http://danibishop.com/sistema-de-combate-basado-en-dos-dados-iii/

  • Ochi

    Te felicito por este post y los anteriores, acabo de descubrir tu blog y me parece interesantísimo el modo en que combinas lo sencillas de comprender que son tus entradas con la profundidad de las mismas.

    Me gusta crear juegos como hobby y el contenido de tu blog me parece muy útil, te agrego a mis marcadores y estaré a la espera de tus proximas entradas.

    • http://danibishop.com/ Dani Ramírez

      ¡Muchísimas gracias por el comentario! Me alegro de que sea interesante. Precisamente falta el último post de esta serie y lo tengo pendiente porque ando liado con Braintown, pero caerá.

      Si además de en los marcadores, te apuntas con tu correo, te llegan las actualizaciones sin que tengas que estar pendiente 😉

      • Fede

        Hola! hay alguna forma de chatear un dia de estos? Tambien estoy creando un juego de mesa en el que solo falta definir el sistema de batalla y estara completo, ya me rompi la cabeza tratando de pensar en algun sistema fluido y simple. Me encantaria explicarte mejor de que va el juego y a ver si tienes alguna idea para mi

        • http://danibishop.com/ Dani Ramírez

          Hola, Fede! Gracias por pasarte y comentar ante todo.

          Estoy remodelando la sección de contacto, por lo que lo mejor es que me contactes por Twitter si tienes cuenta. Puedes buscarme como @danibluebishop 🙂

Pinterest